Vivienda en Arganzuela para personas mayores

Venta piso con alta rentabilidad en calle San Cayetano gracias a una reforma

Arganzuela es un barrio “de siempre”, tradicional y residencial. Con un animado comercio y una intensa vida cultural. Hoy es uno de los distritos madrileños que cuenta con una mayor proporción de población senior. Más de 22.000 de ellas viven solas, casi todas en viviendas que no responden ya a sus necesidades y limitaciones. Pensando en este segmento vimos una gran oportunidad para ayudar a uno de nuestros clientes que quería vender una vivienda en esta zona, en la popular calle de San Cayetano, pero que necesitaba sacarle más rentabilidad de lo que ahora mismo le ofrecía el mercado.

Vivienda en Arganzuela para personas mayores

Hacer dos viviendas partiendo de una propiedad de 160 m2 en la calle San Cayetano

¡Divide y vencerás! ese puede ser el lema de la operación que llevamos a cabo

La vivienda de nuestro propietario estaba valorada en 475.000 €. Se trataba de un gran piso de 160 m2 pero que no conseguía vender porque en la zona había interesados principalmente personas mayores y dado su tamaño, no había interés

Se necesitaba una gran reforma, y gracias a nuestra división de house flipping, la dividimos en dos apartamentos de 80 m2, un tamaño más adecuado para el target senior.

Apartamento para persona con movilidad reducida

El primero de los apartamentos era prácticamente diáfano, pensando en una persona con movilidad limitada, en el que esta pudiese manejarse perfectamente incluso en silla de ruedas. Pusimos especialmente cuidado en el diseño del cuarto de aseo. Instalamos una ducha con acceso seguro a ras de suelo, asideros sólidos, mandos accesibles desde el asiento ergonómico. También dispusimos un inodoro adaptado y un lavabo de baja altura. Esta habitación era la única que disponía de puerta, en este caso, corredera para facilitar su apertura y cierre.

El dormitorio, separado del salón de estar por un muro armario-estantería que no alcanzaba techo para dejar pasar la luz del amplio balcón de la habitación principal, contaba con una confortable cama clínica y espacio para elementos médicos como puede ser una bombona de oxígeno o un cajón refrigerado para medicamentos. Además, instalamos una cámara panorámica de alta sensibilidad lumínica para poder contar con una videovigilancia remota. Algo muy valorado siempre por los familiares.

El salón de 45 m2, incorporaba también una cómoda cocina, así como una isla a dos alturas y amplio espacio a su alrededor que podía hacer las veces de mesa de comedor para al menos seis personas. Como elemento de mobiliario nos permitimos incorporar un amplio y confortable sillón que podía convertirse, llegado el caso, en cama de invitados o de cualquier persona que se encargara del cuidado de la persona mayor. Por supuesto la instalación de todos los mandos y enchufes tuvieron en cuenta las limitaciones del inquilino, incluyendo las persianas que eran automáticas.

Apartamento para persona senior con plena movilidad

El segundo de nuestros apartamentos fue diseñado para una persona senior con plena movilidad y una vida mucho más dinámica. Para ella, su residencia debía ser “su base de operaciones”. El punto de descanso y preparación de nuevas actividades y viajes.

De acuerdo con este perfil dimos mucha importancia a la zona de almacenamiento contando con un vestidor con distintos módulos; zapatero,, barra de colgar, estanterías, cajoneras, …

La tecnología se tuvo también muy en cuenta. Una de las paredes del salón contaba con una gran estantería corrida de obra con una gran pantalla multimedia en el centro. Por supuesto, el apartamento contaba con conexión de banda ancha.

Resultado de la inversión en vivienda en la zona de Arganzuela.

Una inversión que vale por dos es el resumen de la operación

Ha llegado el momento de hacer cuentas y ver porque pensar en nuestros mayores siempre sale a cuenta. Recordemos que el piso tenía un precio inicial de venta de 475.000€. El coste de reforma completa, en cualquier caso, había que afrontarla para despertar más interés.

La reforma la materializamos desde Inmperson en dos nuevos apartamentos algo que supuso 105.000€. Los complementos incorporados, de alto valor percibido, otros 14.000€. La suma total de la inversión alcanzó los 119.000€.

El precio final por el que vendimos el primero de los apartamentos fue de 365.000€ y el segundo, de 355.000€.

El beneficio neto de esta operación fue por tanto de 126.000€, lo cual representa nada menos que un 26,5% de rentabilidad. Una margen muy significativo, y más en tiempos difíciles… como estos.

Si quieres vender tu vivienda bien, sin sobresaltos ni problemas de último hora, en Inmperson podemoms ayudarte. Llámanos.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *