Cuando se pone a la venta una vivienda pueden darse 3 casuísticas:

  • Que el piso esté para reformar
  • Que el piso esté para entrar a vivir
  • Que el piso esté reformado

¿A qué tipo de público podemos llegar con cada tipo de piso?

Piso a reformar

Cuando un piso necesita reforma pero no se está dispuesto a asumir el coste de la misma, tenemos que tener claro que el piso pierde valor y no podremos venderlo a precio de mercado.

Este tipo de viviendas son muy interesantes para inversores que sí están dispuestos a reformar y con ello revalorizar la vivienda si la encuentran a un precio competitivo.

A los particulares este tipo de casa le resulta menos atractiva porque no podrán entrar a vivir de manera inmediata.

Piso para entrar a vivir

Los pisos para entrar a vivir sin los más adecuados para compradores particulares porque pueden ir adaptando la vivienda a sus gustos con obras menores una vez estén instalados.

Sin embargo son pisos que no se pueden vender por un precio por encima del mercado.

Piso reformado

Y por último tenemos viviendas reformadas completamente que atraen a particulares que no quieren hacer ninguna obra ni en ese momento ni después. Quieren mudarse y olvidarse.

Es en esta opción, donde el comprador está dispuesto a pagar un poco más siempre que la reforma sea de calidad y se adapte a sus gustos.

Es aquí donde entra en acción una buena estrategia de house flipping

¿Qué tipo de reforma realizar y cuánto gastar?

Antes de meternos en una reforma debemos identificar qué tipo de reforma queremos hacer (integral o solo de algunos espacios), cuánto dinero va a suponer y por cuánto la queremos vender para determinar si sale rentable o no esta operación.

Los precios del mercado inmobiliario no son una ciencia exacta por lo que debes analizar muy bien la situación antes de lanzarte a la reforma de tu casa.

En muchas ocasiones la falta de disponibilidad de liquidez para la reforma es el primer obstáculo que nos podemos encontrar a la hora de vender, ya que para seguir adelante habrá que solicitar un préstamo entre el 6% y el 8% TAE. Y si el coste de una reforma oscila entre los 400 y 800 euros el m2, para una casa de 100 m2 tendremos que solicitar entre 40.000 y 80.000 euros.

¡No está mal!

Por tanto debes estar seguro de la obra que quieres realizar y de que va a incrementar el valor de la vivienda, antes de asumir este tipo de gastos.

Gráfico hecho con monedas y casas para ejemplificar que hay que establecer correctamente el precio de la vivienda para venderla mas rapido

En Inmperson ayudamos a la financiación de este tipo de obras a través de diferentes modelos de colaboración permitiendo a nuestros clientes no descapitalizarse.

¿Qué reformas aportan más valor a la vivienda?

Es esencial para conseguir una buena primera impresión pintar la casa, con colores claros y neutros, el blanco a ser posible, para hacer las estancias más luminosas y espaciosas. Si el suelo no está en buen estado, muy recomendable acuchillarlo y dar esa impresión a nuevo.

Generar sensación de amplitud a través de una correcta distribución de los espacios. Los pasillos largos, las habitaciones pequeñas o las cocinas reducidas son los grandes enemigos en una venta, y  más en el momento actual donde se priman los espacios diáfanos. ¡A tirar tabiques!

La eficiencia energética es otro de los elementos que se valoran cada vez más a la hora de comprar una casa, o lo que es lo mismo, que la factura de la luz no suponga un disparate a sumar a la hipoteca de los futuros compradores. Cambiar las ventanas pueden ayudar a mejorar no solo la estética del piso sino también a ahorrar y a obtener mejor puntuación en el certificado de ahorro energético que es ahora mismo obligatorio. 

Cambio de ventanas en casa para mejorar la eficienca energetica

Cierra la terraza si no tiene un uso fácil o las vistas no son las más bonitas, ya que la normativa dice que las superficies cerradas son un 80% más caras que las abiertas. No obstante, si cuentas con una terraza amplia y bonitas vistas, ponlo en valor ya que se trata de un bien muy preciado en Madrid y con poca competencia.

La cocina es uno de los centros neurálgicos de la vida familiar, es en muchas ocasiones el punto de reunión y charla. Su reforma es una de las más caras por norma general en una vivienda (muebles, azulejos, electrodomésticos, suelo,…), pero puede ser el elemento que en muchas ocasiones determina la compra.

No nos olvidemos de los baños, ya que por normal general los compradores verán la necesidad de reformarlos sí o sí. Aquí hablamos de sanitarios, grifería, azulejos y suelo. Una buena reforma, con decoración neutra, quita de la cabeza a los futuros compradores la necesidad de reformar y eso es menos dinero que tienen que invertir.

Reforma de baño desde los planos a la realidad

La domótica aumenta el valor percibido de la vivienda, pero está a la cola en las reformas que los propietarios se plantean para su vivienda. Eso sí, que la casa incluya elementos como luces inteligentes o persianas eléctricas ayudará a que se venda antes y un precio mayor.

Y este es solo un resumen de lo que podemos hacer con una estrategia de house flipping, donde no solo revalorizamos el precio de la vivienda sino que conseguimos venderla mucho antes.

Recuerda que desde la inmobiliaria Inmperson gestionamos, diseñamos, financiamos y ejecutamos un plan personalizado para cada propietario con el objetivo de revalorizar el precio actual del inmueble y venderlo de forma rápida.

Si quieres vender tu piso, y hacerlo bien, ponte en contacto con nosotros.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *